Famosas Pinturas Impresionistas por Max Liebermann

English Deutsch Español

Français Português Italiano

+1 (707) 877 4321

+33 (977) 198 888

Envío gratis. Devolución gratuita Todo el tiempo. Ver detalles.

MaxLiebermann

 

Max Liebermann (Berlín, 20 de julio de 1847 - Berlín, 8 de febrero de 1935) fue un pintor y grabador judeo-alemán, ​ destacado representante del impresionismo en Alemania, donde lideró la pintura vanguardista durante más de 30 años. ​
Hijo de un hombre de negocios berlinés, estudió inicialmente leyes y filosofía, pero luego se dedicó a estudiar pintura, tanto en Alemania como en Francia y Holanda. En Francia visitó Barbizon, donde absorbió influencias del realismo, y París, donde descubrió el arte impresionista; coleccionó pinturas de importantes maestros de su época. También viajó a Holanda, donde estudió la obra de los maestros Rembrandt, Frans Hals y Van Ostade.
Los paisajes pintorescos y escenas campesinas, inspiradas en Holanda, son algunas de las expresiones más representativas de este pintor. Inicialmente, Liebermann ejecutó obras de marcado naturalismo, ​ durante las últimas décadas de siglo XIX, el berlinés adoptó en su pintura el modernismo.
Hacia 1920 fue presidente de la Academia de las Artes de Prusia, cargo al cual renunció en 1932 por la discriminación que existía en su país hacia los pintores alemanes judíos. Pasó los últimos años su vida aislado, por voluntad propia, pintando hasta 1934, poco antes de fallecer en su Berlín natal. El régimen dictatorial nazi confiscó la obra de Liebermann y la incluyó en sus listas negras, pero no la exhibió en ninguna muestra de corte político-propagandístico. ​
Desde 1945 en adelante, las obras de Liebermann que habían sido expoliadas durante la Segunda Guerra Mundial fueron y aún son gradualmente restituidas tanto a los museos europeos como a sus propietarios legítimos o a sus herederos. ​ La obra de Liebermann figura en no menos de doce museos alemanes y diversas muestras de la obra pictórica de Liebermann fueron organizadas en ese país europeo en 2011. ​
Nacido de padres judeo-alemanes en el seno de una familia acaudalada en Berlín el 20 de julio de 1847, Max Liebermann fue hijo del acaudalado empresario industrial Louis Liebermann y de su esposa Philippe Haller. Su abuelo fue Josef Liebermann, un reconocido empresario textil, quien fundó el patrimonio de los Liebermann. Sólo tres días después del nacimiento de Max entró en vigencia la ley que concedía igualdad de derechos y ciudadanía a la población judía de Alemania. En 1851 los Liebermann se mudaron a la calle Behrenstrasse. Desde entonces, Max asistió a una escuela primaria y humanística ubicada en los alrededores.
Max solía entretenerse dibujando. Cuando tenía 10 años, su padre compró el Palacio Liebermann, propiedad situada junto a la céntrica Pariser Platz berlinesa. La ventana del dormitorio de Max poseía vistas hacia la Puerta de Brandeburgo.
Habiendo dejando de lado el estilo de vida ortodoxo de sus predecesores, los Liebermann asistían a la sinagoga reformista. En 1859, cuando Louis Liebermann solicitó se pintara un retrato de su esposa, Max acompañó a su madre donde la pintora Antonie Volkmar. Como estaba aburrido, pidió un lápiz y empezó a dibujar: Volkmar descubrió entonces el talento de Max. Sus padres no se entusiasmaban con la idea de que pintase, pero Max no se negaba a recibir clases de pintura. Desde ese momento, Max empezó a recibir clases privadas de pintura con Eduard Holbein por las tardes, en su tiempo libre, después del colegio. ​ Los padres de Max no valoraban demasiado su talento gráfico: para la primera publicación de sus trabajos, cuando tenía 13 años, su padre le prohibió que incluyese el apellido de la familia.
Louis Liebermann eligió como siguiente centro de estudios para sus hijos el Friedrichwerdersche Gymnasium, lugar donde también estudiaban los hijos de Bismarck. En 1862, cuando Max tenía 15 años, asistió a una actividad organizada por el joven socialista Ferdinand Lassalle, cuyas apasionadas ideas acerca de la introducción de mejoras en la sociedad no tadaron en fascinarlo. En 1866, Max obtuvo el Abitur (bachillerato internacional). ​
Pese a la oposición familiar —pues se esperaba que Max fuese un hombre de negocios—, él finalmente se ocuparía de la pintura. Entre 1866 y 1868, Max Liebermann asistió a la facultad de Filosofía de la Universidad de Berlín. ​ Luego de haberse iniciado en dibujo en Berlín con Carl Steffeck entre 1863 y 1864, ​ Liebermann estudió en la Escuela de Arte de Weimar, 1868-1972. ​ En dicha escuela, conocida en alemán como la Kunsthochschule de Weimar, Liebermann tuvo por maestros a Ferdinand Wilhelm Pauwels, Charles Verlat y Paul Thumann. ​
En la guerra franco-prusiana de 1870, se sintió inspirado por la conmoción general de su patria y se presentó voluntariamente en la Orden de San Juan (ya que una fractura del brazo le impedía enrolarse en el servicio militar). Sirvió de socorrista en Metz. Entre 1870 y 1871, sirvió junto a otros 12.000 judíos a los intereses a lo largo de esa guerra. Las vivencias experimentadas en el campo de batalla afectaron profundamente al joven artista.
De 1871 data un viaje a Düsseldorf, en el que Liebermann visitó al pintor Mihály Munkácsy y fue influido por el arte naturalista de ese pintor húngaro. ​ El marcado realismo e inmediatez de la primera obra exhibida por Liebermann, Mujeres desplumando gansos (1872), se caracteriza por contrastar fuertemente con el romanticismo idealista o el heroísmo rimbombante entonces dominantes en Alemania. ​ En este oscuro trabajo, Liebermann une el naturalismo de Munkászy con elementos de lo que se conoce como pintura de historia. Al ser exhibido en Hamburgo y Berlín, el cuadro le valió a Liebermann los epítetos críticos de "discípulo de lo feo" y "apóstol de la fealdad". ​ Según Juan López-Manzanares, tamaños apelativos fueron consecuencia de la cruda influencia estilística de Munkácsy. ​ No obstante, y a pesar de ellos, la obra no tardó en venderse y Liebermann perseveró en su carrera de pintor, dibujante, grabador y coleccionista de obras de arte—una carrera que duraría más de cincuenta años. ​

Más...



Mostrar Más