Famosas Pinturas Impresionistas por Walter Richard Sickert

English Deutsch Español

Français Português Italiano

+1 (707) 877 4321

+33 (977) 198 888

Envío gratis. Devolución gratuita Todo el tiempo. Ver detalles.

WalterRichard Sickert

 

Walter Richard Sickert (31 de mayo de 1860, Múnich, Alemania – 22 de enero de 1942, Bath, Inglaterra), pintor impresionista, que vivió sobre todo en Inglaterra y Francia. Considerado uno de los artistas más importantes de Inglaterra, y aunque no era inglés, ha sido relacionado con la figura de Jack el Destripador.
Su padre, Oswald, era danés-alemán y su madre, Eleanor, era anglo-irlandesa. Sickert fue un personaje cosmopolita que prefirió retratar escenas urbanas de gente ordinaria como sujeto principal en sus obras. Fue hijo y nieto de pintores, pero al principio intentó una carrera de actor, apareció con pequeños papeles en la compañía de Sir Henry Irving antes de comenzar sus estudios de arte como asistente de James McNeill Whistler.
Más tarde fue a París y conoció a Edgar Degas, cuyos innovativos usos pictóricos de espacios y énfasis en el dibujo debió haber tenido un efecto poderoso en el propio trabajo de Sickert.
Desarrolló una visión personal del impresionismo, favoreciendo una coloración sombría que a veces producía un efecto artificial y llamativo. Muchos de sus primeros trabajos fueron representaciones de escenas en teatros de variedades de Londres, representadas a menudo, desde un punto de vista complejo y ambiguo, de modo que la relación espacial entre el público, ejecutante y orquesta es a menudo confusa, pues las figuras gesticulan y otras se reflejan en espejos. Algunos gestos aislados parecen estar alcanzando hacia afuera a nadie en particular, y miembros del público son retratados estirados, mirando con fijeza cosas que yacen más allá del espacio visible. Este tema acerca de la comunicación confusa y fallida entre la gente se convirtió en una característica regular de su arte. Muchos de estos cuadros fueron exhibidos en el New English Art Club, un grupo de artistas realistas influenciados por los franceses, límite entre la respetabilidad y la pobreza.
En 1907 se interesó en el "Crimen de la ciudad de Camden", el asesinato de una prostituta local. Pintó varias versiones de una escena en la cual, un hombre gordo se sienta con una actitud de desesperación al costado de una cama, mientras una mujer desnuda regordeta se recuesta en ella. A veces la exhibió con el título: ¿Qué tenemos que hacer por el alquiler? (implicando que el hombre está sentado preocupado por deudas mientras su esposa duerme), otras veces como El Crimen de la ciudad de Camden (que implica que el hombre acaba de matar a la mujer a su lado). Este juego en interpretaciones múltiples de la misma escena fue un desarrollo del género Victoriano.
Es considerado una figura excéntrica de la transición del impresionismo al modernismo, y como influencia importante en el estilo británico del arte de avanzada del siglo XX. Fue uno de los fundadores del colectivo de pintores conocido como Camden Town Group, de tendencia posimpresionista.
Uno de los amigos más cercanos de Sickert y partidario suyo, fue el Barón Lord Beaverbrook, quién acumuló la más grande colección de pinturas simples de Sickert en el mundo. Esta colección, con la correspondencia privada entre Sickert y Beaverbrook, está en la Beaverbrook Art Gallery en Fredericton, New Brunswick, Canadá.
En años recientes, el nombre de Sickert ha estado conectado con Jack el Destripador. Sickert mismo estaba interesado en el crimen y comentó que él se había alojado en el cuarto que utilizó el asesino múltiple, siendo esta afirmación realizada por su casera la cual sospechaba del huésped anterior. Pintó el cuarto, dándole el título de El cuarto de Jack el Destripador, retratándolo oscuro, empollado, casi en un espacio ininteligible. La pintura está en la galería de arte de la ciudad de Manchester.
En 1976, Stephen Knight afirmó en su obra Jack the Ripper: The Final Solution, que Sickert había sido forzado a participar como cómplice en los asesinatos del Destripador. Esta información fue proporcionada por un hombre que alegó ser hijo ilegítimo de Sickert. De esto se desarrolló la popular teoría de la conspiración monárquico-masónica. Jean Overton Fuller, en Sickert y los Crímenes del Destripador (1990), clamaba que Sickert era el asesino real en vez de apenas un cómplice. Las opiniones de Knight y Fuller no han sido extensamente aceptadas entre los eruditos del Destripador.
La novela-ensayo de Patricia Cornwell "Retrato de un asesino. Jack el Destripador. Caso cerrado" supone la obra más actual que vuelve a traer a la luz pública la nominación de Walter Sickert a la identidad de Jack el Destripador (hipótesis que se comenta en el apartado siguiente).
Pero la figura de este artista había resultado asociada a las matanzas victorianas en función de propuestas en extremo dudosas ya desde larga data. Rastreando en la implicación del pintor con los homicidios del East End londinense cabría tener presente a las naraciones que el propio esteta hacía circular en reuniones sociales, en las cuales era bien conocido por su histrionismo y por su afán de constituirse en centro de la atención. De tal modo, pretendería que los arrendadores de una casa de huéspedes donde se alojó le contaron que el anterior inquilino de esa habitación había sido un acomplejado estudiante de veterinaria con extraños hábitos, a quien sus padres vinieron a buscar y lo trasladaron a la localidad de Bournemourth, de donde era oriundo, para internarlo en un hospital psiquiátrico. El motivo: ocultar la vergüenza, dado que su insano hijo era el homicida serial de Whitechapel intensamente buscado por la policía de Scotland Yard, y a quien también se conocía bajo el tenebroso alias delictivo de Jack el Destripador.

Más...



Mostrar Más